Evolución de los plazos de pago con la nueva ley de morosidad

Ley Dinero Pagos

Tras la aprobación el pasado año de la ley 15/2010 de lucha contra la morosidad en operaciones comerciales, las empresas privadas reducen en ocho días el plazo medio de pago en el año 2010. Este plazo medio fue de 93 días en 2010, frente a los 101 días de media en 2009, siendo el periodo marcado por esta ley de 85 días (desde su entrada en vigor hasta 2012).

Este dato no es igual de positivo en todos los sectores. En el sector de la construcción y en el sector industrial los plazos medios de pago son mayores, siendo la media de 97 días.

En el ámbito de las administraciones públicas no se ha notado la aplicación de esta ley. De hecho, ha aumentado el plazo medio de cobro efectivo que pasa de los 154 días en 2009 a los 157 días en 2011, cuando el plazo medio establecido por la ley, 50 días en este periodo inicial. Este problema se hace especialmente grave en las administraciones locales.

Estos datos son las conclusiones de un estudio elaborado por la PMcM (Plataforma Multisectorial contra la Morosidad) en los meses de enero y febrero de 2011.

Querían evaluar el seguimiento de la ley y tomaron para ello como muestra cerca de 800 empresas adheridas, que en un 96% pertenecen a la categoría de PYMES.

Según las conclusiones de la Plataforma, la reducción del plazo medio de pago en el sector privado es una tendencia positiva, que puede representar unos 1.800 millones de euros en la mejora de pagos, algo que revierte directamente en la financiación de las empresas. Por otra parte, en lo que tiene que ver con la administración pública, desde la Plataforma señalan que “las empresas españolas se están convirtiendo, sin desearlo, en parte del sistema financiero español”.

Otro dato, proporcionado por la Plataforma es que en España el ratio medio de morosidad alcanzó en 2010 el 5,1 % frente al 5 % de 2009 y el 2,6 % de la media europea.

COMPARTIR EN: