Así es un día en la cocina de un Hospital instalada por MHR

Cocinas industriales

 ¿Qué significa la “Cocina Fria”?

Victor Rodriguez, el jefe de Cocina del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo (HULA) nos explica qué es lo que significa este concepto a efectos prácticos en su día a día.

En este vídeo publicado por El progreso de Lugo sobre La cocina del Hula, se explica que el principio de Linea Fria, es un sistema que permite separar los procesos de producción: la fase de preparacion-condimentacion-abatimiento es totalmente independiente de la fase de emplatado-distribucion, lo cual posibilita “elaborar” los menús necesarios para 10 días en turnos de 5 días semanales.

Cocina diseñada e instalada por MHR, la división de Grupo COFRICO

MHR, la división de hosteleria industrial de Grupo Cofrico, fue la encargada de diseñar e instalar esta cocina hospitalaria, una de las más emblemáticas de los últimos años en España, la cocina del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo. Un Hospital que desde su inauguración rapidamente se convirtió en referencia a nivel nacional, reconocido como un centro orientado siempre en las necesidades de sus pacientes, que destaca por sus espacios y accesibilidad y un modelo de gestión centrado en la calidad total apoyado en el uso eficiente de las nuevas tecnologías.

La cocina instalada por MHR servicio diario a 2.500 profesionales

La cocina ocupa un área de 1.400 m² de superficie y se encuentra ubicada dentro del Edificio Industrial del Hospital, que comunica con el edificio hospitalario a través de un corredor central de 600 metros de longitud. La capacidad productiva total de la cocina está en 3.000 menús diarios, en turnos de comida y cena. En este enlace detallamos el equipo técnico que compone la cocina del HULA.

Así es un día en la cocina en el Hospital Universitario Lucus Augusti HULA

Hemos pasado un día en la cocina del HULA, y hemos visto cómo se sacan adelante cada día miles de menús con la mayor calidad. Podemos ver cómo se gestiona la logística, basado en el principio de marcha adelante, es decir, ningún producto puede volver atrás; la organización de las neveras de cárnicos, frutas y verduras, pescado y descongelación, una tarea nada sencilla teniendo en cuento los condicionantes que supone la logística hospitalaria. Podemos ver los cuartos fríos, donde se trocea y limpia lo almacenado en las cámaras, con distintos cuartos en función de los alimentos (destaca el de pescado a la plancha ¡el plato más demandado del hospital!).

Cada marmita es de 300 kilos, destacando también los hornos, que permiten hacer hervidos, asados y trabajar con temperaturas mixtas. Cada plato debe de llevarse a una temperatura de 3º y finalmente impresiona especialmente como cada uno de los menús va perfectamente preparado para cada paciente, revisado por una dietista.

Resumiendo, nos encanta como una gran cocina instalada por MHR cumple su misión gracias al talento y profesionalidad de los trabajadores del Hospital de Lugo, ¡Enhorabuena!

COMPARTIR EN: