Se confirma idoneidad conductos cobre en sistemas aire acondicionado

conducto-cobre

Los sistemas de aire acondicionado por sus condiciones de oscuridad y humedad favorecen la propagación de bacterias y hongos en sus conductos de ventilación, siendo responsables de infecciones asociadas con la contaminación de las instalaciones de aire, como la legionelosis.

Una reciente investigación financiada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos demuestra que la utilización de cobre en los sistemas de aire acondicionado reduce el transporte de bacterias y esporas fúngicas a través del aire. Por esto, el cobre puede ayudar a mitigar los riesgos de infección en edificios públicos y privados.

Estudios realizados en distintos hospitales de EEUU, Chile y Reino Unido confirman que el cobre, por sus propiedades antimicrobianas, puede ayudar a controlar el crecimiento de organismos en los sistemas de climatización.

En un hospital de Birmingham por ejemplo, se ha constatado una reducción del 90-100% de la contaminación en superficies de contacto de cobre en comparación con las superficies de contacto de otros materiales y esto se ha confirmado también en las pruebas del resto de hospitales.

COMPARTIR EN: