Instalación de la cocina del Hospital HUCA

Cofrico a través de su firma MHR especializada en maquinaria de hostelería, ha finalizado recientemente el montaje de los equipos de la cocina del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), una nueva instalación en cocina hospitalaria que consolida su experiencia en este sector.

La participación de Cofrico continúa ahora a través de su servicio de mantenimiento, mediante el que se presta asesoramiento en el manejo de equipos y se da apoyo funcional a los operarios para asegurar una correcta manipulación de la maquinaria, con el objetivo de que estas instalaciones alcancen su máximo rendimiento.

Esta cocina es parte de un proyecto definido para un tipo de producción mediante el sistema de Línea Caliente, en el que destacan los amplios espacios de trabajo, así como la organización funcional del sistema productivo.
Es importante destacar los casi 500 metros cúbicos de volumen refrigerado: 300 en cámaras frigoríficas y 190 en cuartos de preparaciones, que utilizan un sistema de refrigeración por expansión directa y un sistema de control que permite una monitorización de la instalación y el control y gestión de alarmas y temperaturas de forma remota.

La cocina está ubicada en una amplia zona de aproximadamente 180 metros cuadrados. Se han elegido sistemas de gran producción de última tecnología entre los que destacan los equipos para una capacidad de producción simultanea nominal de 1200 litros, hornos  con una capacidad de producción total simultanea de 1.500 raciones y un bloque de cocina central suspendida, con una encimera superior en acero inoxidable de 3  milímetros de espesor.

Merece especial mención el sistema de extracción de vahos y humos, configurado por 5 campanas extractoras del tipo inductoras compensadas con sistema de auto limpieza, con una superficie total de captación superior a los 40 metros cuadrados y un grupo de extractores con una potencia total de accionamiento de 15 kw y una capacidad de extracción superior a los 58.000 metros cúbicos de aire.

A esto hay que sumar la instalación de los equipos de la zona de emplatado que cuenta con casi 400 metros cuadrados y el espacio destinado al lavado de vajilla y también la maquinaria para locales adicionales pensados para tareas auxiliares como el despacho de bromatología, cocina dietética, comedor de personal, zona para elaboración de desayunos, abatidor de temperatura…, que dotan de funcionalidad a esta cocina.

La cocina del Hospital Universitario Central de Asturias está equipada con las principales firmas del sector, que han aportado su tecnología más puntera para conseguir un nivel de equipamiento que la sitúa en los puestos de cabeza de la cocina hospitalaria española.

COMPARTIR EN: