Eleccion sistema transporte de hielo en fabrica de hielo industrial

COMO ELEGIR EL SISTEMA DE TRANSPORTE DE HIELO

Una parte importante del proceso efectuado en una fabrica de hielo es el de su distribución. Muy frecuentemente vamos a necesitar llevar el hielo desde el silo de almacenamiento hasta diferentes puntos de entrega como camiones, barcos…, que pueden estar ubicados a distintas distancias del silo.  

A la hora de definir el sistema de transporte de hielo en una fabrica de hielo industrial, hay que tener en cuenta una serie de factores que nos permitirán minimizar la instalación y sus costes.  

La ubicación del silo de hielo es uno de los más importantes. Debemos de intentar ubicarlo lo más próximo posible al principal punto de uso o entrega del hielo y a suficiente altura como para que la gravedad facilite el transporte hasta los distintos puntos de entrega, con el mínimo esfuerzo y movimiento posible.  

Si no pudiera realizarse de esta manera, habría que valorar otros aspectos como la disponibilidad de espacio, las restricciones para operaciones (mantenimiento, limpieza…), el tipo de demanda, o características de los distintos puntos de entrega, y en función de esto elegir la ubicación.  

La ubicación elegida para el silo va a determinar cual es el sistema de transporte más apropiado y como lo vamos a diseñar.    

El objetivo de un sistema de transporte de hielo bien sea por gravedad, mecánico o manual, es el de repartir la cantidad exacta de hielo en tiempo y condiciones, para satisfacer la demanda. En base a este principio, desarrollaremos todo el trabajo de diseño de la instalación.  

Lo más habitual en la distribucion mecanica del hielo es el uso de sistemas de tornillo o de sistemas neumáticos. La diferencia principal es que un sistema de tornillo suele ser mejor en distancias más cortas que un sistema neumatico. En ambos casos las entregas de hielo pueden ser controladas remotamente, pudiéndose programar y parametrizar (tiempos, volumen…).      

SISTEMAS DE TORNILLO  

Nos decantaremos por este tipo de sistemas cuando la distancia desde el silo hasta el punto de entrega sea pequeña (inferior a 20 metros). Serán más eficientes y económicos cuando la línea de elevación sea una línea recta y los puntos de entrega caigan bajo la línea.  

El hielo se puede descargar a través de puertas deslizantes, también en puntos intermedios, operadas de manera automática o manual y después a través de conductos metálicos o mangueras flexibles de gran diámetro.      

Para la distribución de hielo a puntos más lejanos, podría instalarse un sistema de tornillo secundario, colocado transversalmente a la línea principal. Con él podríamos además distribuir el hielo a cualquier punto, en cualquier dirección y a derecha e izquierda de la línea principal.  

En la entrega del hielo, pueden utilizarse mangueras o conductos más flexibles para adaptarse a posibles variaciones en los tamaños o ubicaciones de los contenedores de recogida.  

SISTEMAS NEUMATICOS  

El transporte neumático se basa en el movimiento de sólidos en una corriente de aire a una velocidad y dirección determinadas.  

Utilizaremos sistemas de transporte neumáticos para la distribución de hielo cuando las distancias sean grandes (superiores a 40-50 metros), tengamos que distribuir un volumen importante de hielo en poco tiempo (como referencia podríamos tomar una cantidad superior a 14 toneladas de hielo por hora), tengamos muchos puntos de entrega y en zonas de características muy diversas, el trazado requiera de muchos giros, elevaciones…,  o necesitamos distribuirlo a gran velocidad.  

Cabe destacar su sencilla instalación y su flexibilidad. La red de tuberías (acero inoxidable, aluminio o plástico) se puede adaptar fácilmente, atravesando paredes, en curva, con sujeciones a techos y paredes, etc., algo que las cintas de transporte no nos permiten.  

Hemos de actuar sobre el aire que se va a utilizar en el proceso, enfriándolo y deshumidificándolo, antes de introducir el hielo en el sistema de transporte, para evitar si utilizamos aire ambiente, que se forme humedad sobre la superficie del hielo. También hay que tener esto en cuenta durante su almacenaje para facilitar su manipulación.    

DEPÓSITOS INTERMEDIOS  

Su función es recibir el hielo desde el silo o el sistema de transporte en grandes cantidades y dispensarlo en cantidades más pequeñas. Es muy difícil e incluso perjudicial para una instalación de hielo industrial atender a demandas de hielo de muy poca duración o de muy pequeñas cantidades repetidas veces en un corto periodo de tiempo, por eso se recomienda el uso de este tipo de sistemas si se prevé que pueda haber este tipo de demandas de hielo.   Si tiene en proyecto una fábrica de hielo, nosotros le podemos ayudar. Desde el diseño, en la instalación, puesta en marcha y también en su posterior mantenimiento.

Consúltenos

COMPARTIR EN: