Refrigeración y climatización en la política energética de la UE

refrigeracion-tipos

Por su interés traducimos una parte del artículo de Kostadin Fikiin publicado en euractiv.com: Cooling and refrigeration sector: the Cinderella of the EU’s energy system

Refrigeración y climatización en la política energética de la UE

Durante años el debate energético de la UE y la política resultante se han centrado principalmente en cuestiones relacionadas con el combustible y la electricidad. La refrigeración renovable se ha incluido ahora en la Directiva de Energías Renovables, mientras que la Directiva de Rendimiento Energético de los Edificios incluye cálculos de energía relacionados con el enfriamiento. Tras el lanzamiento de la estrategia marco de la Unión Europea de la Energía en 2015, la Comisión Europea ha iniciado en febrero de 2016 una estrategia energética dedicada a los sectores de calefacción y refrigeración.

A día de hoy la calefacción y la refrigeración representan la mitad del consumo energético de la UE. Si bien la demanda actual de refrigeración es menor que su contrapartida de calefacción, se estima un rápido aumento en las próximas décadas. A pesar de las enormes posibilidades que hay en refrigeración y climatización para ayudar a alcanzar los objetivos energéticos de la UE en cuanto a diversificación, descarbonización, eficiencia y emisiones de gases de efecto invernadero, a día de hoy el conocimiento entre público y clase política de estas tecnologías de uso intensivo de energía sigue siendo bastante insuficiente.

Refrigeración: la Cenicienta del debate energético de la UE

La mayoría de los análisis sectoriales ponen de relieve la calefacción, mientras que el enfriamiento se menciona sólo pro forma para la simetría lingüística. No existe una imagen completa a nivel europeo del sector, junto con datos exhaustivos sobre su demanda energética y sus capacidades instaladas en toda Europa. En una mayoría de casos, no se cuenta con expertos en refrigeración competente para abordar cuestiones relevantes. (…) De alguna manera la refrigeración siguen siendo percibida como “la Cenicienta del debate energético de la UE” (una bonita metáfora del profesor Toby Peters de las Universidades de Birmingham y Heriot-Watt).

Una de las razones principales de esta sub-representación del sector es la escasa autoorganización de las partes interesadas, dispersa entre múltiples ramas industriales. Hay muchos sectores europeos que representan diferentes fragmentos y aplicaciones de refrigeración y refrigeración, pero hasta la fecha no hay una autoridad unificada que hable a la sociedad de la Unión Europea con una sola voz.

Existe una necesidad aguda de una entidad profesional unificada, diseñada para reunir a las partes interesadas de los sectores europeos alrededor de la oferta y la demanda de refrigeración, promoviendo tecnologías de refrigeración eficientes y limpias, aumentando la conciencia de su importancia y aumentando el número de proyectos de investigación e innovación en este campo. Las asociaciones sectoriales, las ONG, las industrias, el mundo académico y los centros de investigación tendrán que  consolidarse para lograr todos estos objetivos.

Un sector frío con corazones calientes

Esperemos que algunas de las iniciativas más recientes (como el recién creado foro “CoolingEU”) ayuden a cerrar esta brecha en un futuro cercano. Por lo tanto, la refrigeración artificial debe ser considerada con más profundidad por la política energética de la UE y su participación en la renovación debe convertirse en una parte inherente de todos los programas de mejora de la sostenibilidad. Aunque el sector es “frío” por su naturaleza, cada día es abordado por científicos, ingenieros e industriales con corazones calientes. Sus nobles esfuerzos deberán permitir que la actual Cenicienta se emancipe en breve y se convirtiera en la magnífica princesa de la Europa de mañana.

COMPARTIR EN: