El nuevo paradigma en la historia de la eficiencia energetica: Modelos Predictivos

,
evolucion transicion energetica

A lo largo de la historia de la eficiencia energetica, el consumidor de energía ha pasado de un comportamiento basado en una actitud pasiva, a una actitud activa. La historia de la eficiencia energetica nos confirma que un nuevo paradigma se abre frente en su gestión: modelos de predicción energética y de predicción de la producción.

HISTORIA DE LA EFICIENCIA ENERGETICA

historia de la eficiencia energetica

El cambio de comportamiento del consumidor se explica desde diferentes vertientes:

  1. Se ha pasado de un panorama de oligopolio energético, a ver una ampliación de la oferta, con la liberalización del mercado energético.
  2. Las personas, de no tener apenas concienciación medioambiental, han desarrollado una preocupación por el futuro del planeta que tiene un alcance en toda la sociedad.
  3. De una adaptación de la producción al consumo, se está migrando a una adaptación del consumo a la producción, es decir, a un consumo adaptativo a las necesidades operativas de producción, según la actividad industrial.
  4. El consumidor, de no tener posibilidad de control sobre su consumo energético, logrará medir el consumo individual de cada máquina, de cada línea de producción y de cada planta industrial, así como de generar su propia energía (autoconsumo).
  5. La relación entre productor y consumidor, de ser un mero intercambio de un servicio por dinero (sin comunicación), ahora hay intereses comunes, con una comunicación bidireccional.

Esta evolución de la eficiencia energetica se ha producido por la influencia de diversos factores como, por ejemplo:

  • Diferentes compromisos políticos internacionales, normativas y leyes, desde el Protocolo de Kioto, hasta diferentes Directivas Europeas, como la 2012/27/EU de medidas de eficiencia energética…
  • La liberalización del mercado energético en España, y desarrollo de políticas medioambientales.
  • Progresivo agotamiento de los combustibles fósiles.
  • Desarrollo de métodos y diseños para obtener energías renovables, más eficaces y económicas.
  • Concienciación medioambiental de la sociedad: Preocupación por el consumo excesivo, y demanda de las mejores soluciones tecnológicas y productos y servicios “verdes”.
  • Gran desarrollo tecnológico: Big Data, Inteligencia Artificial, Industria 4.0, Hogar Inteligente…
  • Distintas iniciativas como: Proyectos Clima, las conferencias de las Naciones Unidas sobre el cambio climático…
  • Concesión de Ayudas y subvenciones para facilitar la transición energética.
  • Gran desarrollo tecnológico: Big Data, Inteligencia Artificial, Industria 4.0, Hogar Inteligente…
  • En la vertical de refrigeración, la ley F-Gas de la Unión Europea.
  • Todo ello acompañado de un progresivo aumento del conocimiento y educación del consumidor.

NUEVO PARADIGMA EN LA HISTORIA DE LA EFICIENCIA ENERGETICA: MODELOS PREDICTIVOS

Estamos inmersos en un cambio estratégico imparable a nivel industrial. Se está evolucionando hacia la eficiencia energética para minimizar el cambio climático, ahorrando energía y costes, con los consumos adaptados a la potencia contratada, y  a las necesidades operativas y de proceso, según la actividad de cada industria.

Se está invirtiendo el sentido de las actuaciones de mantenimiento, pasando de un 100% de actuaciones de mantenimiento en campo, a un 70% de actuaciones predictivas autoejecutables, o lo que es lo mismo: a un mantenimiento predictivo.

La tecnología está permitiendo desarrollar sistemas avanzados de gestión técnico-energética de Industria 4.0, que vigilan, crean conocimiento del big data que obtiene de las variables físicas, y ejecutan acciones gracias a algoritmos matemáticos, que hacen que la instalación sea lo más eficiente posible, con la predicción de deterioros antes de que se produzcan. Sin medir, no se aprende ni se mejora. Las aplicaciones de estos sistemas, actuarán en:

  • Los productos
  • La Eficiencia Energética
  • El Mantenimiento Predictivo
  • Vertical de Refrigeración y Climatización Industrial

LOS PRODUCTOS

La tendencia es integrar sistemas inteligentes que actúen en el proceso productivo para garantizar la calidad de los productos y la seguridad alimentaria, a través de modelos físicos y estadísticos, que predigan la temperatura de los mismos, actuando en el funcionamiento de la instalación para conseguir la correcta trazabilidad de los mismos. Es decir, se gestionará la Demanda vs. Producción.

LA EFICIENCIA ENERGETICA

En cuanto a la energía, la gestión de las tarifas permitirá el control de consumos y producción, adaptada al producto y al coste, para minimizar, en todo momento, el gasto energético. El control de excesos gestionará arranques de equipos.

Todo ello, redunda en minimizar el impacto industrial en el medioambiente. Utilizar gases refrigerante naturales, como el CO2 y el Amoníaco, ayudan también a combatir el cambio climático.

EL MANTENIMIENTO PREDICTIVO

Mediante redes neuronales, se analizan patrones y se detectan desvíos que permiten corregir errores antes de que se produzcan. Se configuran preavisos y alarmas inteligentes, y así nos anticipamos a los deterioros, corrigiendo los pre-fallos. En consecuencia, se minimizan las paradas de producción, para una correcta planificación y estar tranquilos, gracias al control y vigilancia exhaustivos.

REFRIGERACION Y CLIMATIZACION INDUSTRIAL

En la vertical de refrigeración, se gestiona la eficiencia y el COP. Kw. Eléctricos vs. Kw. Frigoríficos, y se garantiza una instalación fiable y segura, actuando en regulación, condensación y evaporación flotante, y desescarches adaptativos.

REPORTING INTELIGENTE

Con un reporting inteligente, podemos visualizar la rentabilidad por línea de producción, y comparativas multicentro. Este valor diferencial, contribuye a una adecuada toma de decisiones para la optimización de la producción, tiempos y personal, amortizaciones e inversión a futuro, para mejorar la actividad industrial.

Así, en conclusión, la historia de la eficiencia energetica nos está llevando por un camino en que el desarrollo de las nuevas tecnologías permitirán alcanzar una plena eficiencia y se reducirá de forma considerable el impacto negativo en el medioambiente. Sin embargo, si realmente queremos alcanzarlo, tenemos que concienciarnos con que la única forma de lograrlo es a través de la sostenibilidad, y ponerla en el centro de todo: creer en ella y actuar para que sea una realidad.

COMPARTIR EN: