Mantenimiento preventivo de equipos de refrigeración

Mantenimiento preventivo de equipos de refrigeración

El mantenimiento preventivo y correctivo de equipos de refrigeración es fundamental para alcanzar y prolongar las condiciones de funcionamiento más óptimas de maquinaria y sistemas de frío industrial y frío comercial y muy especialmente en equipos de refrigeración como torres de enfriamiento y condensadores evaporativos, muchas veces situados en la intemperie por sus condiciones espaciales. Son equipos muy vulnerables a cambios atmosféricos y situaciones externas de difícil control. Implantar y realizar un seguimiento del mantenimiento preventivo correcto en sistemas de frío industrial y frío comercial tiene una repercusión muy grande en el ahorro energético y la vida útil de las máquinas. Cofrico, como empresa mantenedora de sistemas de frío industrial y frío comercial, tiene amplia experiencia en sacar todo el rendimiento de maquinaria de refrigeración y climatización industrial.

La eficiencia en el funcionamiento correcto de máquinas de refrigeración, cuando no están bien atendidas, suelen depende de correas mal tensadas, rociadores obstruidos, puertas abiertas con posibles juntas defectuosas o obstrucciones en flujos de aire entre otros aspectos. Es importante mantener la vida útil del equipo mientas dure su periodo de rentabilidad, de lo contrario, un mal mantenimiento supondrá mayores gastos en reparación y perdidas por bajo rendimiento. Realizar unas buenas tareas de mantenimiento preventivo de equipos de refrigeración, ya sea industrial o comercial, se antoja indispensable.

A continuación presentamos una relación de aspectos y detalles que es importante cuidar en las intervenciones de mantenimiento preventivo de frío industrial y frío comercial, revisión o intervención:

  • Cerramiento del cuerpo de la torre o condensador: es importante la limpieza y revisión de posibles deterioros por esfuerzos mecánicos.
  • Entradas y salidas de aire: debemos vigilar que no haya hojas, plásticos o polvo que obstruyan rejillas.
  • Serpentines: necesitan una vigilancia mayor porque no tienen recubrimientos de protección. Se observará si hay manchas de óxido o corrosiones. Si se dispone de varios serpentines en paralelo es importante instalar válvulas de corte en las entradas y salidas para independizar las operaciones de mantenimiento o reparación.
  • Rellenos y separadores: es fundamental un estado de limpieza óptimo para lograr la eficiencia de intercambio y la efectividad en la  limitación de dispersión de gotas.
  • Fugas de agua: el mantenimiento preventivo en instalaciones de refrigeración como torres de refrigeración debe incluir la observación de fugas, goteos o rezumes de agua en uniones y conexiones, como la bomba de agua o separadores. Si se complica, puede favorecer la aparición de mohos corrosivos.
  • Acometidas por servicio: es importante mantener en buen estado las acometidas de agua y electricidad y aire comprimido donde sea posible, influyendo su buen estado en la seguridad laboral de los mantenedores y en el ahorro de tiempo invertido en su realización.
  • Filtro de aspiración de la bomba: Importante una óptima limpieza para evitar obstrucciones con lodos, algas,  y desechos para evitar restricciones dañinas en el caudal de aspiración de la bomba.
  • Válvula de llenado: se tiene que comprobar que el mecanismo funcione correctamente tanto abierta como cerrado con el correspondiente flujo, revisando además los asientos de cierre.
  • Válvula de vaciado: Si bien por lo general esta válvula se usará un par de veces al año para revisarla, es importante incluirla en otras rutinas para evitar anomalías con antelación.
  • Dispositivos contra heladas: Debe incluirse, independientemente de la metodología escogida, para cubrir cualquier incidencia de reparación o ajuste antes de la temporada de invierno, además de realizar otra revisión durante el invierno para comprobar el correcto funcionamiento. En general es importante en invierno revisar las aspas o los rodetes de los ventiladores antes de su puesta en marcha.
  • Bomba de circulación de agua: las intervenciones de mantenimiento preventivo en este caso se deberán centrar en la medición de tensión y consumo de sus motores y la observación de sentido de giro, ruidos anormales o vibraciones.
  • Ventiladores: Debemos contemplar los requerimientos habituales de mantenimiento de un motor.
  • Tratamiento de aguas: es importante utilizar el agua en condiciones que no favorezca el desarrollo de la bacteria legionela ni mermen la geográfica y ambiental de las instalaciones (ciudad, acción de los tratamientos biocidas.

COMPARTIR EN: