Cumbre del Clima COP 24, un paso más

cop 24

Desde el pasado 3 de diciembre, 197 países se encontraban reunidos en Katowice (Polonia) en la Cumbre del Clima de la ONU, más conocida como la COP 24. Han sido dos semanas de intenso debate para establecer unas normas y unas directrices comunes a seguir con el objetivo de conseguir aplicar el Acuerdo de París de 2015 y cumplir con los objetivos climáticos propuestos. Se han tratado desde puntos clave y más generales a otros más técnicos y concretos, pero sobre todo se buscaba con urgencia llegar a un acuerdo en términos de financiación, transparencia y adaptabilidad.

Los puntos concretos más destacados de esta COP 24 son:

  • Sistema de seguimiento medible. Se presentará un informe cada dos años en el que se medirán las emisiones de gases de efecto invernadero, analizadas a partir de una serie de métricas puestas en común para todos los países participantes. Además se crearán listas con las medidas adoptadas para mitigar el cambio climático.
  • Medidas de financiación. Cada dos años se presentarán planes de financiación climática, justificando en la medida de lo posible los flujos económicos que se apliquen en política medioambiental, que sirvan para trazar un mapa económico y se puedan analizar los flujos y las estimaciones oportunas.

En palabras del presidente del COP 24 Michał Kurtyka «Llevamos trabajando en este acuerdo tres años, cuando hay que lidiar con las posiciones de 200 partes, no es fácil llegar a un acuerdo respecto a múltiples aspectos y conceptos técnicos. Bajo estas circunstancias cada paso adelante fue un gran logro. Y os agradezco eso. Podemos estar orgullosos de nosotros mismos».

Y es en esas dos semanas de duras negociaciones, en las que han participado más de 100 ministros de Medio Ambiente y cabezas de gobierno de diferentes países, se ha conseguido redactar un documento de reglas en las que basarse. Este documento está compuesto por 156 páginas que establecerán las bases en las que enfocar las políticas medioambientales de los países participantes. De esta forma se pretende cumplir con los objetivos propuestos en el Acuerdo de París. Mediante este acuerdo se intentará paliar la subida de 1,5 ºC prevista por un informe científico realizado por el IPCC que avisaba de los riesgos que entrañaría no aplicar un cambio radical a las políticas energéticas de la gran mayoría de países avanzados, llegando incluso a repercutir de tal forma que algunos países puedan llegar incluso a desaparecer (como es el caso,por ejemplo, de las Islas Maldivas).

La Ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera, fue la encargada de dar voz a España en esta importante reunión. Según su punto de vista, la imagen y el mensaje que da esta reunión es muy positivo y destaca la importancia de la cooperación de todos los países para hacer frente a lo que suponen unos retos globales. Sin embargo también lamentó no haber podido lograr unos objetivos más ambiciosos de cara al futuro a corto-medio plazo y la posibilidad de avanzar en los mercados de carbono, que se decidirán en una reunión que se celebrará el próximo año.

Por el otro lado de la moneda, para las principales ONGs y grupos ecologistas las medidas adoptadas y su modus operandi son insuficientes de cara sobre todo al futuro más inmediato. El «trumpismo medioambiental» y la falta de una postura ejemplarizante y de liderazgo de la UE son los principales problemas. Según Florent Marceselli, eurodiputado de EQUO «la extrema derechización de la geopolítica climática de Estados Unidos y Brasil bloquea la gobernanza y la ambición climática, sin importar que esta ambición sea una cuestión de supervivencia para muchos países que podrían desaparecer por el cambio climático».

En la industria de la refrigeración, el cambio de los HFCs tradicionales a los refrigerantes naturales como el CO2, además de una alternativa ecológica, responsable y sostenible, también es una inversión en futuro, eficiencia energética y responsabilidad. Desde nuestra postura, todos los agentes de la sociedad deben hacer esfuerzos para lograr los objetivos medioambientales necesarios para un futuro sostenible, y apostamos por el uso de refrigerantes naturales, con instalaciones de CO2. No te pierdas algunos de los ejemplos y casos de éxito que se realizan en todo el mundo y especialmente en Europa.

Más información acerca del COP 24 en la página web del encuentro: http://bit.ly/2PLjINM

COMPARTIR EN: