¿A qué temperatura debo poner el aire acondicionado?

temperatura-aire-acondicionado

Llega el verano, llegan las altas temperaturas, llego el momento del aire acondicionado en casas y oficinas. Pero el aire acondicionado sabemos que también es un gasto, por eso es muy importante conocer todas las claves que nos permitan evitar consumos y gastos adicionales.

Si bien es cierto que un aparato de aire acondicionado no va a suponer más del 1% del gasto eléctrico normal de una vivienda en todo el año, en los meses estivales ese gasto se puede disparar si no se hace un uso adecuado.

Por ejemplo, fijar el termostato exageradamente bajo pensando que así vamos a enfriar antes las estancias, que es es el principal error. o perder aire refrigerado por dejar ventanas y ventanas abiertas… por eso, siguiendo unos sencillos pasos para incentivar el ahorro y escogiendo la mejor tarifa eléctrica (aquella que se adapta mejor a nuestras necesidades), alcanzaremos importantes porcentajes de ahorro en nuestra factura eléctrica.

¿En qué me debo fijar primer a la hora de adquirir un equipo de aire acondicionado?

En lo primero que tenemos que fijarnos a la hora es en el consumo, en la etiqueta energética. Es una etiqueta obligatoria en prácticamente la totalidad de aparatos electrodomésticos por directiva de la Unión Europea, con una parte general y otra en la que se especifican las peculiaridades del modelo particular. Al lado de la marca vamos a ver una letra que puede ir desde la A en color verde, que son los equipos más eficientes, a la G, los que más consumen. Entre un aparato de aire acondicionado de clase G y uno de clase A el consumo puede ser tres veces mayor.

Si el sistema de aire acondicionado de nuestra casa no es centralizado tendremos que elegir entre un compacto (son los que suelen adjutnarse a las ventanas con condesnador y evaporador en una sóla pieza) o los partidos, con el condensador en el exterior de la vivienda, conectado a un evaporador en el interior. En el mercado también hay aparatos, más pequeños, transportables, pero menos eficientes. Conviene situar las unidades exteriores donde no les de el sol y, si es posible, en el lugar con mayor circulación de aire. Ojo si las situamos en azoteas, es conveniente cubrirlas.

La temperatura ideal para nuestro aparato de aire acondicionado es 24 ºC

Sí, escoger correctamente la temperatura de nuestro equipo de aire acondicionado es clave. Como hemos dicho antes, bajar mucho la temperatura no significa que bajemos antes la temperatura de la estancia, y por contra estaremos haciendo es incrementar considerablemente el consumo.

El Ministerio de Industria de España aconseja poner el aire aoncdicionado a 24ºC y el IDEA advierte que, considerando las condiciones climáticas del verano y la vestimenta habitual en esta época del año, una temperatura de 26ºC es suficiente para estar confortables en nuestra vivienda.

Se recomienda que la diferencia máxima de temperatura exterior sea de 12ºC, a partir de ahí cada grado que difiera la temperatura el consumo energético estará variando un 8%.

El buen mantenimieno, la clave del ahorro en aire acondicionado.

Por supuesto, además de la elección de temperatura del termostato, también es fundamental mantener el aparato en buenas condiciones, lo que nos permitirá enfriar la estancia con un menor gasto energético.

No olvides ventilar la casa a primera y última hora del día, controlar los filtros de aire sucios, cerrar persianas en las horas más calurosas y cerrar puertas y ventanas, evitando el acceso de aire caliente, que se puede llevar hasta un 35% de aire caliente.

Si tienes dudas o quieres conocer más en profundidad informacón sobre aire acondicionado y ahorro energético no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte sin compromiso.

COMPARTIR EN: