PROXIMOS CAMBIOS EN EL IMPUESTO SOBRE LOS GASES FLUORADOS

nuevo impuesto gases fluorados
  • España, en línea con lo establecido en el Plan de Recuperación, prepara una norma que entrará en vigor previsiblemente en julio de 2022 y que afectará al Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero (IGFEI).
  • El anteproyecto de ley (en período de consulta) pretende impulsar el uso de tecnologías verdes, aumentar el control sobre los GFEI, garantizar el cumplimiento de las obligaciones formales y luchar contra el fraude fiscal.
  • Cofrico, pionera en el diseño y montaje de instalaciones que usan refrigerantes naturales como el CO2 y el NH3, asesorará a sus clientes para hacer frente a estas modificaciones.

En Cofrico llevamos años aportando soluciones a nuestros clientes para que el impuesto sobre los gases fluorados no tenga unos efectos tan negativos en su actividad. Hasta ahora, este gravamen afectaba a la mayor parte de instalaciones frigoríficas en funcionamiento, pero, a partir de la entrada en vigor de esta modificación, el impuesto sobre los gases fluorados también se aplicará a las nuevas. Por consiguiente, animamos a todas aquellas empresas que precisen soluciones de frío industrial o comercial a contactar con nosotros para ayudarles a optimizar sus equipos, a disminuir su impacto medioambiental y a aumentar su eficiencia.

Además, hay que tener en cuenta que la figura del “revendedor” desaparece, por lo que la ventaja de no tener que adelantar el IGFEI a Hacienda antes de realizar la recarga de gas solo la conservarán los “almacenistas” que importen el GFEI. Consecuentemente, el “revendedor” deberá hacerse cargo del impuesto al comprarlo, así como liquidar las tasas correspondientes al gas que tenga almacenamiento cuando entre en vigor la ley.

De esta manera, el hecho imponible del impuesto sobre gases fluorados pasa a ser la fabricación, importación, tenencia irregular o adquisición intracomunitaria de los GFEI. En el caso de tenencia irregular, el contribuyente será la persona que comercialice, transporte o posea los gases, pero también la que los utilice, lo que engloba su aplicación en equipos que los contengan. En este sentido, se establecen una serie de presunciones para el cálculo de la base imponible.

  • Compartimentos industriales de refrigeración y congelación: 1,5Kg por unidad de potencia de refrigeración (en kW).
  • Instalaciones comerciales de refrigeración y congelación: 2,5Kg por unidad de potencia de refrigeración.
  • Equipos de aire acondicionado portátiles: 0,250 Kg por unidad de potencia de refrigeración.
  • Equipos de refrigeración para sistemas de aire acondicionado de edificios, bombas de calor y deshumidificadores: 0,500Kg por unidad de potencia de refrigeración.
  • Paneles para cámaras frigoríficas y congeladores: 6Kg por metro cúbico.
  • Tanques de enfriamiento de leche: 1Kg por unidad de potencia de refrigeración (para sistemas de refrigeración indirecta) y 2Kg (para los de expansión directa).

En cuanto al tipo impositivo, este se obtendrá al aplicar el coeficiente 0,015 al potencial de calentamiento atmosférico del gas objeto del impuesto y será de un máximo de 100 euros por Kg. Para los aparatos, si no se conoce su potencial, se presupondrá que el tipo impositivo es de 100 euros por Kg.

PROPUESTAS DEL SECTOR

Tal y como mencionamos, esta norma está en fase de consulta, por lo que algunas asociaciones, como la Aefyt (Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías), ya han propuesto algunas modificaciones al anteproyecto sobre el impuesto sobre los gases fluorados.

  • Añadir dos exenciones al artículo 8:
    • Los GFEI que se incorporen a aparatos e instalaciones nuevas por primera vez.
    • La entrega/venta inicial a empresas que sean almacenistas autorizados.
  • En caso de no cumplir con lo dispuesto en la ley, las empresas se pueden enfrentar a importantes sanciones (recogidas en el artículo 18). Con respecto a esto, desde las asociaciones se plantea la posibilidad de aumentar los plazos para la liquidación de las existencias con un margen de dos años o superior. En cualquier caso, la empresa afectada sí tendrá la obligación de presentar liquidaciones cada tres meses.
  • Caracterizar legislativamente la figura del “almacenista de gases fluorados” de manera clara.
  • Añadir dos situaciones en las que el impuesto no sea de aplicación.
    • Una de ellas es la pérdida de gas que se deba a los fallos de precisión de las herramientas utilizadas para la medición, siempre que estas estén dentro de unos límites.
    • La otra es la adquisición o importación intracomunitaria de gases regenerados.

¿QUÉ HACEMOS DESDE COFRICO?

Por todo ello, desde Cofrico seguiremos ayudando a nuestros clientes a adoptar tecnologías de refrigeración más avanzadas y respetuosas con el medio ambiente. Es aquí donde tienen un papel fundamental los refrigerantes naturales como el CO2 y el NH3. Estos gases son recursos naturales que se encuentran en nuestro entorno y tienen un impacto ínfimo en el efecto invernadero, puesto que tienen un PCA de 1 y 0, respectivamente. Así mismo, hay que tener en cuenta que una instalación con un sistema de CO2 (bien sea transcrítico o subcrítico) puede llegar a unos niveles de eficiencia superiores a los de un sistema tradicional, ya que la alta presión a la que se trabaja en un sistema de CO2 (su presión crítica aproximada es de 73 bares) permite obtener una alta cantidad de energía con un menor consumo eléctrico. Finalmente, el R744 (CO2) es entre 20 y 16 veces más barato que el R404 (uno de los refrigerantes fluorados más usados), por lo que no solo permite evitar el impuesto sobre los gases fluorados, sino que también implica un ahorro en los costes en el precio del refrigerante.

Aparte, su instalación ofrece, entre otras, las siguientes ventajas:

  • Un menor ciclo de construcción, lo que puede suponer un ahorro importante.
  • No necesita condensadores evaporativos, depósitos de agua, bombas de refrigerante o recipientes circuladores. Tampoco precisa la instalación de una sala de equipos mecánicos.
  • Al usar tuberías más pequeñas y al tener necesidades de aislamiento menores, se reducen los costes de aislamiento y se carga menos el techo.

Si quieres más información acerca del CO2 como gas refrigerante, puedes consultar estos casos de éxito de instalaciones de CO2 o leer acerca de estos 10 beneficios sobre el CO2 como refrigerante.

¿EN QUÉ TE PODEMOS AYUDAR? NUESTRO EQUIPO TÉCNICO TE DARÁ LA MEJOR ALTERNATIVA PARA TU INSTALACIÓN.

COMPARTIR EN: